La crisis de suministro

Problemas de la cadena de suministro en EE.UU. 2022

La pandemia también ha demostrado ser una verdadera prueba de los valores y propósitos de las empresas. Los consumidores, los inversores, los gobiernos y las comunidades pueden juzgar en última instancia a las empresas por la forma en que respondan a este periodo de perturbación.

Con el virus todavía como una amenaza viva y varias regiones y economías bloqueadas, mientras otras emergen en un mundo muy diferente, la interrupción de las cadenas de suministro sigue siendo grave. A medida que las economías se reinicien, la cadena de suministro será fundamental para suministrar bienes y servicios de forma rápida, segura y protegida.

Las cadenas de suministro del futuro, reconfiguradas y reestructuradas, deberán caracterizarse tanto por su resistencia como por su responsabilidad. Éstas ayudarán a las comunidades a gestionar la crisis a corto plazo y permitirán a las empresas construir en torno a sus clientes y ayudar a la recuperación de las economías.

Las empresas deben sortear los retos financieros y operativos del coronavirus y, al mismo tiempo, atender rápidamente las necesidades de sus empleados, clientes y proveedores. Tomando las medidas adecuadas, los líderes de la cadena de suministro pueden convertir la enorme complejidad y la interrupción de la cadena de suministro en un cambio significativo.

Interrupción de la cadena de suministro mundial

Esta crisis está empujando a muchos proveedores estadounidenses a replantearse sus procesos de fabricación y su forma de prever y gestionar la logística. Como alguien que ha trabajado en el sector de la fabricación y la distribución desde 1977, estoy viendo esto de primera mano. Analicemos en profundidad lo que está ocurriendo.

  Sistema de suministro de medicamentos

La larga dependencia del sector manufacturero estadounidense de las fábricas con sede en Asia ha creado una dependencia excesiva de los bienes producidos en el extranjero. Los retrasos, el aumento de los fletes, la congestión de los puertos y las normas de salud pública en caso de pandemia han puesto en aprietos a los fabricantes asiáticos, exponiendo cómo la dependencia excesiva de la producción extranjera puede poner en riesgo toda la cadena de suministro.

En el sector de la iluminación LED en el que opera mi empresa, he visto cómo muchas compañías que se enfrentan a la escasez relacionada con la pandemia se esfuerzan por encontrar fabricantes nacionales que puedan producir temporalmente el hardware hasta que los problemas de la cadena de suministro se alivien. ¿El problema? La cadena de suministro no ha mejorado, y los clientes quieren respuestas de sus socios.

Los desafíos políticos en China están impulsando el movimiento hacia otros países para las piezas. Scott Price, presidente de UPS International, dijo que se produciría “una migración hacia nuevos modelos de cadena de suministro”, lo que significa que los productores de bienes trasladarán la capacidad existente a fábricas más cercanas a sus consumidores.

Problemas de la cadena de suministro

La agitación ha revelado cómo la necesidad de enviar mascarillas quirúrgicas a África Occidental desde China puede tener un efecto en cascada sobre la capacidad de Ford para poner cámaras de seguridad en sus coches en las fábricas de Ohio y retrasar la llegada de los pedidos de Amazon Prime en Florida a tiempo para las vacaciones.

Mientras las oficinas y las tiendas cerraban, y las fábricas desde Asia hasta Europa y Norteamérica detenían la producción, las empresas despedían a los trabajadores en masa. Eso le quitó a la gente el poder de gastar -una fuerza vital económica-.

  Ned suministro glp facturas

Con menos productos fabricados y menos personas con cheques para gastar, los fabricantes y las compañías navieras asumieron que la demanda caería bruscamente. Pero se produjo una situación mucho más complicada que puso en jaque a la cadena de suministro mundial.

A principios de 2020, todo el planeta necesitaba de repente mascarillas y batas quirúrgicas y otros equipos de protección. La mayoría de estos productos se fabricaban en China, que producía la mitad de todas las mascarillas de protección el año anterior.Mientras las fábricas chinas se ponían en marcha para satisfacer la nueva demanda, los buques de carga entregaban equipos de protección en todo el mundo, incluso en regiones que comercian relativamente poco con China, como África Occidental.Los contenedores de transporte vacíos se acumulaban en muchas partes del mundo. El resultado fue una escasez de contenedores en el país que más los necesitaba: China.

¿Qué habría que hacer para resolver los problemas actuales de la cadena de suministro?

Los ejemplos y la perspectiva de este artículo pueden no representar una visión mundial del tema. Puede mejorar este artículo, debatir el tema en la página de discusión o crear un nuevo artículo, según convenga. (Enero 2022) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Vietnam, por ejemplo, es un importante proveedor de ropa estadounidense. El país superó la pandemia en 2020, con un estricto procedimiento de cierre, pero los brotes de 2021 obligaron a muchos fabricantes a cerrar, especialmente porque los trabajadores seguían sin estar vacunados. Para mantener la producción en 2021, el gobierno vietnamita exigió a los trabajadores de las regiones de mayor riesgo que vivieran en su lugar de trabajo[1].

  Solicitud de suministro iberdrola

A mediados de 2021, los principales puertos estadounidenses se vieron inundados por cantidades históricas de carga entrante. El personal de las terminales carecía de la capacidad necesaria para procesar la carga, lo que provocó largos tiempos de espera. Los buques portacontenedores empezaron a quedarse parados fuera de los puertos durante días o semanas. Esta oleada se extendió hacia el interior, ya que los servicios ferroviarios y de transporte por carretera tuvieron que luchar contra el aumento de la carga y la escasez de mano de obra. El sector del transporte por carretera de Estados Unidos ya tenía escasez de conductores antes de la pandemia, con una alta rotación y una remuneración inferior. Aunque existen suficientes contenedores de transporte marítimo para hacer frente a las necesidades mundiales, dada la cantidad retenida en tránsito o extraviada en partes equivocadas de la cadena de suministro, los contenedores entraron en escasez. Además, la mitad de la población de navegantes procede de países en desarrollo y poco vacunados[1].

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad